Sensor de temperatura con autocalibración TrustSens®

Incremente la seguridad del producto y la productividad de su planta

Los procesos críticos de la industria farmacéutica o biológica a menudo requieren una frecuencia de calibración muy alta de los sensores de temperatura para el control de riesgos. La calibración, normalmente obliga a parar el proceso cada tres o seis meses con el fin de extraer el instrumento, llevarlo al laboratorio y calibrarlo según especificaciones. Este nuevo sensor de temperatura proporciona una serie de ventajas que eliminan gran parte de los riesgos actuales.

Ventajas

  • Incrementar la seguridad del producto: La calibración con una alta frecuencia proporciona la fiabilidad en la medición de temperatura del proceso.

  • Incrementar la productividad de la planta: No es necesario parar el proceso para realizar el ciclo de calibración. Además, se evitan todos los ciclos de limpieza y sanitización.

  • Optimizar los trabajos de mantenimiento: Documentación automática de la calibración, ahorro en costes de calibración, agentes de limpieza y la posibilidad de expandir los intervalos entre calibraciones forzosas.

Innovaciones complementarias

Además, las innovaciones QuickSens® con el tiempo de respuesta más rápido del mercado, QuickNeck® que facilita la desconexión del sensor del proceso y StrongSens® como el sensor más resistente a las vibraciones, completan una gama de producto de medición de temperatura sanitaria que es única en el mercado.

Descárguese el artículo técnico completo sobre "Sensores de temperatura con auto calibración" realizado por Enrique Herranz, Product Manager de Temperatura de Endress+Hauser

Sensor de temperatura con autocalibración TrustSens® ©Endress+Hauser
Sensor de temperatura con autocalibración TrustSens® ©Endress+Hauser