Consejo #15. Máxima seguridad en la protección contra rebose

Comprobación de sus equipos sin parar el sistema o desinstalar los dispositivos de protección contra rebose

Junto con la calidad y la eficiencia, la seguridad es uno de los objetivos empresariales más importantes en el funcionamiento de las plantas de la industria de proceso. Para crear esta seguridad, hay que someter los equipos de campo a numerosos ciclos de comprobación. Muchas de estas pruebas requieren parar el sistema y desinstalar dispositivos.

Nuestra solución

Con Endress+Hauser como proveedor global, se satisfacen los requisitos más exigentes de seguridad. Hemos desarrollado métodos de comprobación pioneros con los que se reducen los esfuerzos a invertir sin perder la rigurosidad de las pruebas basadas en normas internas y externas. El Liquiphant FailSafe, detector de nivel por horquilla vibrante, es un buen ejemplo de ello. Los autodiagnósticos en continuo del Liquiphant FailSafe permiten alargar el intervalo entre pruebas, pudiendo llegar a ser éste de hasta 12 años, tanto si se utiliza para la protección contra rebose según WHG como para dispositivos de seguridad (MÍN/MÁX) de hasta SIL 3.

Ventajas

  • Ahorre tiempo

- Intervalo de 12 años entre pruebas
- Sin pruebas anuales ni comparativas

  • Ahorre dinero

- Sin necesidad de interrumpir el proceso
- Uso optimizado de recursos

  • Aumente la seguridad

- Protección contra rebose a prueba de fallos conforme a SIL 2/3
- Ningún peligro para el personal por retirada de dispositivos